RSS RSS
   Significado del arco-iris
Los griegos consideraban el arcoiris como un puente entre los dioses y la tierra. La diosa Iris era la mensajera del Olimpo.
 
Para los cristianos representa un pacto entre Dios y los hombres, una promesa de nunca más volver a mandar un diluvio para destruir la Tierra. Una nueva oportunidad.
 
Una leyenda irlandesa cuenta que al final del arcoiris se puede encontrar una olla con monedas de oro, custodiadas por un duende al que se le llama Leprechaun.
  
En el fondo siempre se le ha dado un significado de esperanza, una comunicación entre el cielo y la Tierra. Y ahora es, sobre todo, un símbolo de búsqueda de realización de metas y sueños, así como de alegría.
 

 
 Dicen que la felicidad no es una meta, es un camino, o más bien una manera de caminar. No es algo que sucede, es una elección, una decisión y una actitud de cada momento.
 
No viene de fuera, nace de adentro, aunque no siempre es tan fácil que lo externo no nos afecte, porque indudablemente nos puede afectar.
 
No se puede vivir siempre en una nube de felicidad ni existe la felicidad completa. El interior también puede tener sus debilidades, sin embargo, es del interior de donde viene la fortaleza.
 
 
 
 
 
 
Frases con el arcoiris
 
El arcoiris brilla después de la tempestad. (Anónimo).

Aún en las vidas más oscuras de vez en cuando sale el arcoiris. (Anónimo).
 
La vida es un arcoíris que incluye el negro. (Yevgeni Yevtushenko)

Para poder ver el arcoiris... primero debes soportar la lluvia! (Anónimo).

Cuando el arco iris se ve, o ha llovido o va a llover. (Refrán).

 
Todos quieren felicidad sin nada de sufrimiento, pero no se puede tener un arcoiris sin un poquito de lluvia. (Anónimo).
 
La felicidad, como el arco iris, no se ve nunca sobre la casa propia, sino sólo sobre la ajena. (Proverbio alemán).
 
Vivir en el pasado es como rebuscar el arcoiris en un charco después de la lluvia. (Hersson Piratoba).
 
¡Cómo pinta el deseo los colores del iris en las nieblas de la vida! (Rabindranath Tagore).


La novedad atrae la atención y aún el respeto, pero la costumbre lo hace desaparecer pronto; apenas nos dignaríamos a mirar el arco iris si éste permaneciese por mucho tiempo en el horizonte. (Berthold Auerbach).
 
¿Quién en el arco iris puede trazar la línea donde termina el violeta y comienza el anaranjado? Vemos claramente la diferencia de colores, pero ¿Dónde, exactamente, se confunde el primero con el segundo? Lo mismo sucede con la salud mental y la locura. (Herman Melville).
 
Cada uno es un arco iris y no un solo color. (Carlos Santana).