Todo está en la manera de decirlo

El sultán Achmed se despertó después de una pesadilla. En ella había perdido todos los dientes. Interrogó al primer adivino de su corte sobre el significado de este sueño.

El adivino le respondió:
-¡Oh que desgracia! Cada diente significa la muerte de uno de tus parientes.

El sultán, encolerizado, mandó a que le dieran 100 latigazos.

Llamó entonces a otro adivino.

-Una gran suerte te espera. Tu sobrevivirás a todos tus parientes.

-Te lo agradezco-le dijo el sultán- que el tesorero te de cien monedas de oro.

………………………………..

Alguien estuvo observando a dos ciegos que pedían limosna en una calle muy concurrida, y tenían un cartel colgando de su cuello.  Quien estaba observando detenidamente se dio cuenta que a pesar de estar muy cerca uno de ellos tenía mejor suerte que el otro. La gente pasaba y dejaba monedas en su sombrero, que se llenaba más rápido, y al parecer no se percataban del otro ciego.

Pronto descubrió el motivo: el cartel del que no estaba teniendo suerte decía: “Soy Ciego”. Y el que estaba recibiendo bastantes monedas tenía escrito en su cartel: “Es primavera y yo soy ciego”.

………………………………….

Cuento y anécdota leídos en el libro: “Antes que comienze el día”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>