Revolución Sexual

Cada quien tiene sus opiniones y su modo de ver el mundo y la vida, y cada quien tiene su derecho de tomar decisiones respecto a ella, pero ocurre que este es un tema realmente trascendente que, aunque sea de manera indirecta, a todos nos afecta porque deja sus consecuencias en la sociedad.

No se trata de  “moralizar” (palabra que parece haber perdido ya todo su valor porque  se le relaciona con contención, represión y “épocas de oscurantismo”). Tampoco, aunque pueda parecerlo, tiene que ver nada con religión.

Y no se trata de considerar la virginidad como una “virtud”, porque nadie es virtuoso nada mas y únicamente por ser virgen (es decir, no se vale únicamente por eso ya que en una persona pudiera haber mucho más).

Mas bien lo que tiene valor es el sexo, y es muy bonito, sobre todo cuando se siente algo especial; cuando se le da importancia y no se le degrada, ni se le devalúa, ni se trivializa, o se convierte en algo vulgar o solo un experimento o juego. En otras palabras, no es que sea malo o sucio, sino que es algo valioso.

Aunque se le ha considerado como liberación y hasta como progreso, en realidad el sexo libre y promiscuo (lo que es la revolución sexual), popularizada desde los años 60as del siglo XX (aunque es algo que ha existido siempre),  ha traído mas mal que bien y las mujeres y los niños en general han sido los más perjudicados. Favorece mucho la irresponsabilidad.

Antes, el esperar hasta el matrimonio era un valor al menos para la mayoría de la gente, pero esos valores se fueron revirtiendo y ahora lo que estaba mal era el ser “puritano”.

Se abrió camino para que la mujer sea más utilizada. A veces, en una relación de noviazgo hay quienes de ellas se sienten comprometidas a entregarse, como que así debe de ser en esta época. Aunque algunas realmente lo desean otras tienen dudas, pero creen que así van a retener al sujeto.

La mayoría de las mujeres aún relacionan (o relacionamos) la intimidad con el amor. Así suele ser por Naturaleza y la sociedad también lo ve de buena manera, pero no tanto en el hombre.

A ellos se les festejan sus aventuras y a ellas se les critica, lo cual es verdad que no es justo y hay mujeres que buscan la igualdad aunque sea de esa manera. Se supone que al tener muchas aventuras ocasionales ellos serían “más hombres” pero nada más lejos de la verdad, si se sabe lo que de verdad significa ser hombre.
Además existe la posibilidad de concebir hijos cuando aún no se sienten preparados para ello. Ha habido muchos más abortos, millones, aún existiendo la píldora y preservativos.

Lo que a unas personas las hace felices, ya sea realmente o en apariencia, a otras no, pero ahora se quiere meter a todo el mundo en el mismo costal. Se tienen concepciones de que si para cierta edad ya se debe haber perdido la virginidad, tanto hombres como mujeres.

En realidad todavía hay bastante gente virgen de todas las edades, ya sea por gusto o porque esperan a “esa persona especial” y no tienen prisa.

Algunos hasta han tratado de hacer ver anormal a quien no lo practica o prefiere esperar, así que esta corriente derivada de la revolución sexual, por lo menos en algunas ocasiones, pudiera ser una presión para tener relaciones. Esto ocurre más en ciertas ciudades, países, sociedades y culturas que en otras.

El sexo si forma parte de nuestro ser y es un instinto natural, y el placer nada tiene de malo, pero se ha hecho creer que es una necesidad vital, y no lo es como el respirar o comer. Si se llega a convertir en adicción en realidad deja uno se ser libre y se vuelve esclavo de esos impulsos. Además esa adicción y búsqueda desordenada de solamente placer es indicativo de una vida vacía en otros aspectos.

Es un instinto natural en humanos y animales, solo que en los animales lo es en un 100%, y en los humanos es en parte instintivo y en parte mental. El mismo Freud opinaba que el sexo en los humanos es 90% mental. También hay expertos en conducta que afirman que el sexo humano es 5% instintivo y 95% aprendido.

Lleva a la reproducción de la especie, y por tanto necesita tener cierto orden, no solo porque estamos organizados en sociedades y familias, sino por el bien psíquico de cada niño que viene al mundo. Sin la familia no subsistiríamos, y sin la sociedad viviríamos como en la selva y ni siquiera en tribus. Un aborto es lo que no es natural y, como toda intervención o procedimiento médico, si no hay necesidad de llevarlo a cabo mucho mejor.

Sí es posible esperar para tener relaciones en una relación de noviazgo, incluso años y muchos lo sabemos, y decir que sería aburrido es como decir que lo principal de la relación está solo en ello cuando comprende muchos aspectos. Aunque es cierto que cada pareja es única, y sobre todo si son suficientemente adultos y maduros, y de verdad saben lo que están haciendo y toman todo en consideración. Si aunque todavía no se hayan casado saben lo que hacen.

Pero cuando se espera en el noviazgo para tener relaciones y de preferencia hasta llegar al matrimonio (lo cual no es poco realista, hay muchos ejemplos y sigue ocurriendo todavía), hay más comunicación, más respeto, se desarrolla el compañerismo,  se conocen mucho mejor…y crece, se fortalece y madura el amor para después vivirlo con todo.

La verdad es que si se tienen relaciones relativamente pronto, o por lo menos sin que exista o se sienta ya un verdadero compromiso y sin ver hacia el futuro, lo más probable es que lleguen a terminar.

No tiene que tomarse como un dogma esperar hasta el matrimonio, pero muchas veces si es conveniente. Claro está que por esperar hasta el matrimonio no significa necesariamente que serán mejores esposos, ni que no lo sean por haber tenido relaciones antes de casarse, pero dan mucha pena los casos de arrepentimiento porque no era la pareja indicada y terminan mal, o en que la noticia de un embarazo no es bien recibida.

¿Basta con usar todo tipo de preservativos? Claro que ayuda usarlos pero ni estos han conseguido frenar todas estas consecuencias. ¿Por qué a pesar de que los preservativos existen todavía hay embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual? El problema es que no siempre se utilizan, o que a veces fallan. Ninguna protección es 100% segura, ni para evitar embarazos ni para prevenir enfermedades.

El amor de verdad es responsable, y sobre todo nunca presiona. Se toma en cuenta el bien y los sentimientos de la otra persona. Si alguien presiona no ama ni le importa realmente su pareja, solo busca su propia satisfacción.

Y también es posible vivir años o incluso toda la vida sin sexo (no digo que haya que hacer esto),  sin experimentar ningún problema ni sentirse frustrados, reprimidos o infelices. El deseo, necesidad o apetito sexual varía entre las personas.  En general se le atribuye mas al hombre que a la mujer y suele ser cierto por lo general, aunque hay de todo. Y los hombres fieles, nobles y románticos  existen aunque muchos no lo sean.

Y en cuanto al sexo sin amor ¿Cómo se puede tener un contacto físico tan íntimo con una persona que no significa nada o que no se sabe si será importante en su vida? Tal vez se sentirá placer de todas maneras, pero convierte en objetos a las personas y la intimidad pierde su valor.

En verdad somos más que animales, no podemos compararnos con ellos. Nuestra mente es mucho más compleja; nuestra psicología, nuestros sentimientos y nuestra vida mucho más complicada que la de ellos. Ellos nacen, crecen, comen, duermen, se reproducen y mueren; nosotros hacemos más que todo eso.

Así pues, la promiscuidad y la pornografía son las señales que ponen de manifiesto la fijación o la regresión a niveles inmaduros de desarrollo. En consecuencia, no resulta nada sabio glorificar la indulgencia ante tales patrones confundiéndolo simplemente con una mentalidad progresista. Con respecto a la pornografía, odio lo coletilla “libre de censura” que la acompaña, cuando lo único que hay es la libertad para sacar dinero(…) Con respecto a la promiscuidad, no es sólo que se trate de una conducta regresiva, sino que además entra en contradicción con la humanidad del hombre. (VICTOR E. FRANKL médico, neurólogo y psiquiatra austriaco).

Estados Unidos, junto con  Europa, fue un fuerte impulsor de esta llamada Revolución Sexual, y ahora es el primero en tratar de tomar medidas para controlarla y promover la castidad.

Para empezar están las enfermedades de transmisión sexual, como el SIDA por ejemplo, pero aún cuando se pudieran prevenir esas enfermedades y también los embarazos no deseados, los problemas sociales y el daño psicológico están siempre latentes.

Ha sido causa de lamentaciones, lágrimas, y preocupaciones, sobre todo femeninas. Más madres solteras (lo cual es algo muy digno y valiente, pero no lo más preferible), más abortos (millones de niños son abortados cada año, criaturas que no pidieron ser concebidas y que en algunas ocasiones se les da una muerte espantosa), propagación del VIH o SIDA. Una comunicación entre padres e hijos que se va distanciando cada vez más…y que ellos no sepan realmente guiar a sus hijos.

Las adolescentes que tienen miedo de enfrentar a sus padres por estar embarazadas o solo les ocultan que están teniendo relaciones reconocen haber hecho algo  incorrecto, ya que si algo no tiene nada de malo no tendría por qué ocultarse. Se faltan al respeto a ellas mismas mintiendo, cuando si lo que hacen realmente consideran que está bien obvio lo defenderían y no lo ocultarían de nadie.

El miedo de enfrentar a los padres no tendría por qué ser, y es triste que se angustien por eso cuando lo que debieran hacer es concentrarse en la escuela. Lo mismo va para los chicos. No están preparados para asumir las consecuencias de todo lo que hagan, solo responden a la promoción que se hace del sexo (y se hace bastante, ya sea directa o subliminal).

Después viene la angustiosa pregunta que se hacen muchas adolescentes: “¿estaré embarazada?”.

Por otra parte, con la filosofía de que el matrimonio, la maternidad y la paternidad restringen la libertad, la Revolución Sexual los ha llevado a su desvalorización, además de convertir el sexo en algo trivial. Ahora se trata de huir de los compromisos, de la verdadera intimidad y de seguir como niños para siempre y sin responsabilidades.

Actualmente mucha gente ya no cree en el amor para toda la vida, ni en la familia, ni en al matrimonio, ni en la fidelidad (he visto todo sigue existiendo, también hay millones de ejemplos en el mundo, y en lo personal también lo puedo decir) Si hay familias y parejas disfuncionales o la suya lo es y generalizan. De todo ocurre y de todo hay en este mundo.

La familia es donde primero nos sentimos protegidos desde nuestros primeros años, amados incondicionalmente, seguros y apoyados. Donde se cubren nuestras necesidades elementales. Donde se empieza a convivir y se aprende a amar. Es el primer grupo al que pertenecemos y donde se encuentran nuestros primeros aprendizajes. Es parte primordial en la formación de los individuos, la base desde donde empiezan a crecer.

La duración de las parejas actualmente sufre una crisis, por lo que debe tomarse en cuenta desde el principio que no todo será fácil y que el amor es algo a cuidar y seguir manteniendo la ilusión. Ponerse en el lugar del otro al menos para entenderlo, entre otras cosas.

Enlaces:

Por cierto ¿El ser humano es por naturaleza monógamo o polígamo? Hay científicos que afirman que por naturaleza se es polígamo, pero no todos están de acuerdo. Se podría decir que el hombre no es naturalmente ni monógamo ni polígamo, sino que es una decisión o tendencia individual, y por supuesto que la cultura influye.

Si la monogamia no fuera posible nadie podría serlo. No existirían parejas unidas, felices y fieles por toda la vida, queriéndose como al principio y  superando obstáculos y también diferencias de caracteres.

En realidad el sexo libre siempre ha existido, pero la mejor crianza y cuidado de los hijos se da en la monogamia, y también en ella se da el sentimiento o afecto entre la pareja, mas allá de satisfacer solo el impulso sexual teniendo varias.

Enlaces:

2 comments on “Revolución Sexual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>